miércoles, 18 de mayo de 2011

No me controles

¿Crees ser dueño de tus decisiones? ¿Eliges tu que hacer y como? Tal vez creas tener un personalidad propia, decisiones propias, ideología propia... Pero te aseguro que no. Nos controlan. Esta sociedad en la que nos encontramos decide por nosotros y vive por nosotros. La población masificada sigue a la industria como borregos tras su pastor. Una simple melodía, una imagen, un anuncio, dos colores, el blanco y el rojo, bastan para introducir en nuestras cabezas una simple idea, consume y haz que lo que se te dicta. ¿Por que compro en "Bill & Pour"? Por que todos lo hacen. La sociedad ha construido a un tipo de hombre domesticado que sigue a aquel que dice ser el profeta, que nos va salvar y nos llevará por el buen camino... Tal vez la industria nos quiera llevar por el buen camino... al igual que hizo ese hombre supuestamente llamado "Jesús". Sinceramente, no lo creo. Solo buscan el dinero, la corrupción y la vida de placer y lujo de los empresarios. Lo peor es que nosotros picamos aunque sepamos la realidad que hay detrás de las grandes empresas, que explotan el tercer mundo, manteniéndolos en la pobreza y en condiciones pésimas mientras nosotros decidimos que comprar, si una camiseta del "Bill" o del "Gresca". Occidente da pena.

sábado, 14 de mayo de 2011

Primero tormenta, luego el sol.

Horas y horas gastadas sentado en una silla, dolor de culo, de cabeza, ojos cansados, ojeras hasta los pies, estrés, pero sobre todo agobio. Un caos constante , iniciado en septiembre y finalizado en mayo, cuando el agobio máximo aún ni siquiera ha empezado. Un examen, día tras día, deseando que todo acabe, que llegue el verano, el calor y por fin el descanso tan merecido. Y es cuando crees que ha llegado esa fecha, al acabar tus exámenes, que te das cuenta que el terror aún no ha acabado, aún está por llegar la PAEG. El principio del fin, la tormenta, el último esfuerzo del cual depende el próximo curso y el resto de tu vida, tu futuro. ¿Quieres ser ingeniero? Adelante, puedes. ¿Quieres ser profesor? Adelante, puedes. ¿Quieres ser médico, bioquímico...? Estudia hasta morir. Pero recuerda que el final está a la vuelta de la esquina, esperándote con mucha fiesta, mucho sol y mucha piscina... ¡Así que adelante y no desesperes!

miércoles, 11 de mayo de 2011

Un instante de peligro.

Y solo duró un instante. La concentración me había encerrado en una burbuja vacía, aislado del resto del mundo, aislado de la música, de los pasos ajenos, del sonido de movimiento de la silla, aislado de todo menos de mi libro abierto por esa temida página de ejercicios de los cuales me he de examinar. Y de repente, sin saber porque ni quien, el sonido de alguien acechándome por mi espalda aumentaba. No era nadie. Tal vez era agua golpeando mi ventana. No era agua. El estruendo seguía una escala creciente. Mi rápida mirada quedó fijada en la puerta, la cual se tambaleaba a la vez que yo perdía el control, el equilibrio. Las paredes rugían alertando el peligro. Y la causa del movimiento vino a mi mente. Fue entonces cuando el terremoto cesó... Solo duró un instante.

martes, 10 de mayo de 2011

Cuando puedes hablar.

¿Has sentido alguna vez esa presión en el pecho? ¿Esa angustia que te marea y que hace que sientas que el mundo acaba y que hace que solo tengas ganas de llorar y dejarlo todo? Supongo que si... cada uno lo ha sentido de una manera distinta y por motivos distintos. Enamoramiento, estudios, pérdida, miedo... Todo aquel que lo vive desde fuera cree ser mas fuerte y respondería "Báh... Seguro que no es para tanto" ó "Sé como te sientes" ó "Verás como se arregla", pero en realidad si es para tanto, no sabes como me siento y no tienes ni puta idea de si se va a arreglar. Solo lo dices por que crees que así me sentiré mejor, lo superare y esta situación de incomodidad en la que estás y en la que no sabes que decir acabará. Así que por favor, cállate la boca, no me hables y deja que yo solo lidie con mis quebraderos de cabeza. Después sonreiré y será como si no hubiera pasado nada.

Últimos tweets!